Aire limpio, tarea de todos… – Respiremos chido

Resulta que la Zona Metropolitana del Valle de México (Ciudad de México y Estado de México) es una de las 10 urbes más contaminadas del mundo y de acuerdo con investigaciones de la Universidad de Michigan, los programas para mejorar la calidad del aire sencillamente no han sido suficientes. ¿Qué estamos haciendo mal?

Desde el muy particular punto de vista de la banda joven, hay al menos tres razones por las cuales la calidad del aire no ha mejorado en términos positivos y en beneficio de sus habitantes en los últimos 25 años.

  1. La tarea es de todos. La autoridad no puede limitarte a imponer medidas o restricciones a los ciudadanos que siempre pagan y que cumplen regularmente con sus impuestos (los pequeños y medianos negocios, las personas que compran autos nuevos con menos emisiones contaminantes, el ciudadano común que se sube a la bicicleta para llegar a su trabajo) y no hacer nada con la gente que arbitrariamente sigue quemando la basura o las llantas, a quienes queman carbón y emiten gases contaminantes y Dióxido de Carbono a la atmósfera. Para darnos una idea, en Cracovia, Polonia, existe un grupo de policías especializados en vigilar, con el apoyo de drones, todas aquellas chimeneas de casas y negocios que pudieran dar señales de quema ilegal de carbón o basura. Hace una década, la policía investigaba unos 30 casos de contaminación derivada de los sistemas de calefacción. Tras adquirir su primer dron en 2018, Cracovia sancionó 13 mil hogares por las quemas ilegales. (Ver: Bloomberg businessweek)
  2. Necesitamos mejores combustibles “ultra bajos en azufre”. PEMEX le ha solicitado a la Comisión Reguladora de Energía, les dé chance de posponer por 5 años para cumplir con una norma que le exigía producir, distribuir y vender diésel de ultra bajo contenido de azufre en todo el país. Es decir, México, salvo la CDMX, no cuenta con diésel y gasolina de calidad que permita contaminar menos. No hay manera que bajemos la contaminación del ambiente sin gasolinas de calidad. El Economista
  3. Transporte con mejores tecnologías y otras alternativas de movilidad. El transporte de carga y el transporte público pueden llegar a generar hasta el 37% del total de emisiones contaminantes de óxido de nitrógeno (NOX), uno de los gases más contaminantes de nuestro aire. Sabemos que las bandas que lideran el transporte público no permiten que la autoridad se meta con ellos, sin embargo, es urgente que se integren a las regulaciones correspondientes y que el traslado de millones de ciudadanos sea seguro -que no nos asalten- y de calidad.

Mientras eso sucede, se tiene que incentivar el uso de las bicicletas y generar infraestructura segura para los ciclistas. El uso de la bicicleta segura se limita a 4 o 5 alcaldías de la CDMX, pero es suficiente para el resto de las 11 alcaldías restantes y los 34 municipios del EDOMEX.

La lista puede continuar, pero será mejor que tú nos des tus ideas. Para ello pueden integrarse a nuestra plataforma “Respiremos Chido”, un espacio para que todas aquellas voces a quienes nos preocupa la preservación y protección del medio ambiente y la calidad del aire en la Ciudad de México y en el país podamos manifestarnos con propuestas ante las autoridades y los tomadores de decisiones. ¿Tienes una propuesta para mejorar?

¡Compártela en nuestras redes para que @respiremoschido!

Leave a Reply